enero 13, 2011

Viene la tigresa… y yo voy.

“!Qué bolas tienes tu!”, me dijeron, cuando afirmé que venía la Tigresa del Oriente a Venezuela y que yo era capaz de pagar el cover para irla a ver. ¿Pero por qué no? ¿Por qué no puedo ver a ese personaje que ha hecho lo que le ha dado la gana por internet? Yo creo que si puedo me saco una foto con ella, porque de verdad ella tiene algo que algunos, con todo y eso que nos las tiramos de intensos y de innovadores, no hacemos: La vieja tiene carácter… que más.
Creo que de eso se trata. Creo que si no fuera por la Web ella sería una cantantucha más de música tradicional peruana, pero la doña es una sensación en el internet (ojo, no estoy poniendo sobre tela de juicio la calidad o el “gusto” de sus producciones) simplemente por haberlo intentado.
Por eso, cuando venga La Tigresa, yo si voy, porque aunque no me gusta mucho esa música, creo que la vieja tiene carácter y se lo admiro, es arriesgada, tremenda twittera y ha logrado lo que mucho artista, con pinta y medio talento no ha logrado: éxito.
Además, ¿saben lo que pasa con esas cosas? Que independientemente de la música, la energía que se concentra en esas cosas es tan interesante que vale la pena, y al final, el artista se va a su casa contento, porque hubo “eso” que hace que la gente que hace esas cosas duerma feliz. ¿no creen que deberíamos ir?
Ah, también va Cachicamo con Caspa… un gran artista del raspacanilla rockero… ¡que rumbita!

Les dejo un nuevo amanecer. El Primer Exito de la Tigresa...  y como dice ella... #Grrr

1 comentario:

Karla dijo...

Pues,
yo también voy.

Aunque su estilo es un poco ehmmm... indescriptible? Ella es un ícono, gústele a quien le guste.