diciembre 19, 2008

Reflexiones antes de los 30

Digamos que las cosas han pasado. Hoy las recuerdo y simplemente han pasado. De hecho creo que he hecho casi todo en la vida, pero con muy poca seriedad, y quizás puedo agradecerle a eso es que las cosas malas las he tomado con humor, pero considero que las buenas pude haberles sacado más provecho.
El hecho es que estoy aquí parado en el punto de los 30. Justo un día antes y sin mucho drama puedo decir que lo he visto la violencia, el amor, la muerte, la sinceridad, la mentira, el drama, el juego, el sexo, la enfermedad, el buen gusto, el tiempo, el ocio, la sal en exceso, el cochino frito, el picante bueno, la sopa de sardina, a las ostras con champaña, la parrilla de los llanos, a Julio Borges sin saber que hacer porque su mujer paria cuatro muchachos, a Carlos ganando la Alcaldía de Sucre, a Michael Phelps ganando 9 medallas de natación en las olimpiadas, la muerte de Senna, El Caracazo, los golpes de estado, la tragedia de Vargas, el 11 de abril, las guarimbas, las bombas y sus daños, a Chavez cara a cara (y no pude escupirle), a la mujer de barrio con 7 muchachos, la niña de papi y mami, a las niñas intelectuales e incomprendidas, el Ávila desde abajo y a Caracas desde arriba, a las ballenas, el agua en abundancia y la sequia, el hambre, la autopista caracas la guaira en un tiroteo, el viaducto caerse, los carnavales de Carúpano, la Virgen de la Chinita, el ron y el wisky al mismo tiempo, la traición (creo que es una de las pocas cosas que me sacan de mis casillas), los baños de carreteras, los sexy show del Topeka, la resaca, las fiestas acabatrapo y las zanahorias, la high y la bad life, a Dio en la concha acústica, a Maiden si es posible dos veces. He estado en la línea, y he venido con las piernas temblando, pero he vuelto. He visto a otros irse, y no puedo negar que se les extraña, pero la vida hay que seguirla.
Seguramente, de esta lista, deben faltar millones de cosas…
De hecho, también en cada una de ellas tienen nombres y personas. A los que quiero y no quiero juzgar porque los quiero, a mis amigos, que son pocos y siempre me hacen y me harán falta, a la gente a la que le di la espalda por su mala actitud, y a los que me han traicionado, que espero no verles la cara nunca más, por el bien de ellos. A mi familia, que mal que bien ha caminado este camino conmigo y ha intentado, en muchos casos con resultados nada decorosos, caminar este camino de la vida.
Finalmente esta ella, ella que hoy se cala mis torpezas y mis incomprensiones, mi exceso de desenfado y mis cuentos. Digamos que la vida me dio precisamente lo que necesitaba para frenar el ritmo y tocar otro son.
Este año me diste el año más maravilloso de mi vida, y pese a que la vida nos arrebató una ilusión, me entregó la responsabilidad de tenerte. Eres, tu, la razón de mis próximos 60 años, espero que el seguro los cubra.
Carajo… voy a los 30 y miren todo el reguero que he dejado… jeje, me siento orgulloso de esto, pero creo que se acabo el tiempo de aprendizaje. Comenzamos a hacer lo que sabemos hacer.
Bienvenida la vida, que coño, llegaron los 30...

2 comentarios:

Ana Delgado dijo...

No puedo creer que ya tengas treinta, yo apenas voy por 23, espero que aproveches al máximo los que te quedan, que no sabemos cuántos son, pero sé que serán muchos.

Un besote mi amor y feliz cumple

Ruth dijo...

I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don't know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.


Ruth

http://www.infrared-sauna-spot.info